Para los odontólogos, en general, hoy en día nuestra prioridad es transmitir a todos nuestros pacientes que tener una boca sana es muy importante para su salud. Sabemos que en los niños es complicado, por eso una de nuestras metas es que los pares/familia lo entiendan, nos ayuden y enseñen unos hábitos de higiene desde pequeños orientados por nuestras recomendaciones. Se ha demostrado científicamente que si los niños adquieren unos hábitos desde muy pequeños probablemente los mantengan toda la vida.
Recordamos unos cuantos consejos a tener en cuenta para que nuestros niños tengan unos dientes sanos:
E

Lavarse los dientes antes de ir a la escuela, después de comer y antes de ir a dormir (entre 2 y 3 veces al día mínimo):

A veces los niños se saltan cepillarse los dientes por la noche porque tienen mucho sueño, y se tiene que saber que es el cepillado más importante del día, porque las bacterias se quedan en la boca y actúan especialmente por la noche. Es esencial que vayan a dormir con los dientes limpios.

E

Evitar alimentos con exceso de azúcar:

Como golosinas, helados, caramelos, refrescos azucarados, zumos envasados… etc. Además de estar asociado con la obesidad infantil, el azúcar presente en estos alimentos deteriora el esmalte, lo erosiona y favorece la aparición de caries. Es importante evitar o reducir su consumo en días/ocasiones especiales y enseñar a cepillarse los dientes siempre después de consumir estos alimentos.

Lavarse los dientes 2-3 veces al día
E

Mantener una dieta sana

Es un aliado ideal para tener una boca sana. No solo tenemos que evitar los alimentos azucarados, sino también consumir alimentos que fortalezcan los dientes, principalmente lácticos, verduras y fruta.

E

Ayudarlos con el cepillado:

Muchas veces los adultos confían que los niños se cepillan bien los dientes solos y los padres no se los revisan o no están con ellos mientras lo hacen. Nos pensamos que los niños a una cierta edad ya pueden hacer muchas cosas solos, pero después es cuando nos podemos llevar sorpresas desagradables.

A partir de los 7-8 años, los niños son capaces de cepillarse los dientes correctamente, limpiarse la cara y hacer muchas cosas más. Pero en el ámbito de los dientes, todavía se los tiene que ayudar a cepillar las zonas donde no pueden llegar o no lo acostumbran a hacer tan bien, especialmente las muelas y las partes internas de los dientes. De vez en cuando tendríamos que subirles o separarles el labio superior y el inferior y comprobar si nuestro hijo lo hace correctamente o se deja comida por eliminar.

Cepillarse dientes con la presencia de los hijos
E

Cepillarse los dientes con presencia de los hijos:

Puesto que los progenitores son sus modelos básicos de conducta, es muy importante darles ejemplo y crear una rutina juntos. Es muy importante que los padres se cepillen los dientes con presencia de sus hijos para que vean el ejemplo, cumplan con el tiempo, que vean como lo hacen, los puedan ayudar… etc Llevar a cabo el hábito todos juntos también es un refuerzo positivo hacia los niños.

E

Cepillarse los dientes durante 2 minutos:

Uno de los métodos más populares para ayudar/animar a los niños a cumplir con los tiempos del cepillado dental es meter un temporizador que controle el tiempo o buscar una canción. Es una manera de hacer que los niños cumplan los 2 minutos del cepillado como mínimo.

E

Beber agua para evitar la sequedad bucal:

La saliva que se forma en nuestra boca es una de las principales formas que tiene nuestro organismo de limpiar toda nuestra cavidad bucal, de evitar cualquier clase de infección o suciedad que ataque a nuestros dientes.

Los niños tienen que estar mucho muy hidratados y tienen que beber agua muchas veces al día. También para que no se los reseque la boca a los niños se les tiene que acostumbrar a beber agua con bastante frecuencia. Nos tendríamos que asegurar que los niños bebieran entre 4-8 vasos de agua al día (según su edad), así contribuimos a que segreguen los niveles óptimos de saliva. Segregar los niveles óptimos de saliva es esencial a la hora de mantener el PH neutro de la boca y evitar un alto nivel de productos ácidos por el cúmulo de placa bacteriana.

E

Utilizar pasta de dientes y colutorio específicos para niños o los recomendados por un especialista/profesional:

Cada niño se tiene que tratar de manera individualizada y tiene que utilizar los productos específicos que el profesional recomienda para su patología oral.

E

Visitar regularmente al odontólogo:

Las revisiones tendrían que ser cada 6 meses para controlar la posición de los dientes, la exfoliación de los dientes de leche y la erupción de los dientes definitivos. También para ir controlando que no aparezcan caries o aplicar selladores para minimizar su aparición. También es muy importante hacer visitas más seguidas para ir controlando el cepillado oral/ higiene oral y gingivitis en niños y adolescentes.

Visitar regularmente al dentista

Necesitas más información o quieres pedir una cita?

Durante 20 años nos hemos situado como Centros Dentales de referencia no solo en las poblaciones de Vallirana y Sant Andreu de la Barca, sino también en otras poblaciones de influencia. Ahora te toca a ti comprobarlo!

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Llamar

Clínicas

Pedir cita

Formulario Lateral
close slider

Pide cita con nosotros

Clinica:

Tratamiento:

¿Cuándo quieres tu visita?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest