La hipersensibilidad dentinaria o sensibilidad dental se define como un dolor intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina, parte interna del diente, al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo que en condiciones normales no causarían molestias: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces; presión táctil (cepillado), etc.

Muestra una alta prevalencia en la población afectando a 1 de cada 7 personas. Se manifiesta como dolor agudo, palpitante y quemante, muy desagradable para quien lo experimenta. Los casos graves de sensibilidad pueden motivar un cambio emocional y alterar el estilo de vida de las personas afectadas.

Puede desencadenar la aparición de patologías bucales como caries, gingivitis o periodontitis, si no se trata correctamente.

Suele manifestarse entre los 18 y los 40 años de edad. En los últimos años se ha incrementado en pacientes jóvenes por el exceso en el consumo de bebidas acidogénicas y el uso inadecuado de productos de blanqueamiento dental sin supervisión profesional.

¿Por qué tengo sensibilidad dental?

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina pierde su protección natural y queda al descubierto.

La dentina está formada por miles de tubos microscópicos, llamados túbulos dentinarios, Estos, conectan la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas. Si estos túbulos quedan abiertos al exterior debido a una retracción de la encía y/o desgaste del esmalte dental, se genera la sensación de dolor.

Causas de la sensibilidad dental

Son numerosas las situaciones en las que se exponen los túbulos dentinarios y se puede originar sensibilidad dental. Normalmente las causas principales suelen estar relacionadas con el estilo de vida de los pacientes y sus hábitos de higiene oral.

Causas de la sensibilidad dental
E

Una técnica de cepillado incorrecta en fuerza y/o frecuencia, el uso de un dentífrico abrasivo, pueden provocar la abración del esmalte y/o cemento, e incluso la recesión gingival exponiendo la dentina.

E

La ingesta de comidas y bebidas con ácido (cítricos, refrescos altamente carbonatados, etc), provocan descalcificación o erosión del diente, sobretodo a nivel del cuello.

E

Las fuerzas excesivas en la masticación (trauma oclusal), o el bruxismo (apretamiento o rechinamiento de los dientes), pueden provocar desgastes (atricción y/o abfracción) y por tanto, exposición dentinaria.

E

Patologias de tipo gastroinstintal (úlceras, hernia de hiato, reflujo, etc), psicológicas (bulimia, anorexia nerviosa) o profesionales (catadores de vinos, panaderos, etc), provocan un medio oral ácido generando erosión del diente.

E

Recesiones gingivales causadas por tratamientos odontológicos, como una limpieza profesional, un tratamiento periodontal básico, o la ortodoncia.

E

También puede ser origen de una anomalía anatómica que, a causa de un defecto, la dentina queda al descubierto.

E

Caries dental, cuando la caries atraviesa el esmalte y llega a la dentina debemos realizar una obturación o reconstrucción del diente (empaste), para evitar su progresión hacia el nervio del diente.

E

Dientes rotos o astillados, cuando un diente se rompe y la fractura alcanza la dentina, aparecerá sensibilidad dental.

E

Tras un empaste dental, debido a que el relleno que se utiliza se contrae al solidificarse, esto provoca una tensión en el diente. La hipersensibilidad cesa con el paso de los días.

E

Posterior a un blanqueamiento dental, los dientes se vuelven sensibles durante un periodo de unas dos semanas. El dolor se calma por sí solo, si no lo puede aguantar consulta con tu odontólogo el uso de un analgésico.

E

Sensibilidad dental tras ortodoncia: puede originarse por la presión que se ejerce sobre el diente o por recesión gingival.

E

Sensibilidad dental durante el embarazo: las náuseas podrían aumentar el riesgo de sufrir problemas bucales ya que los ácidos de los vómitos pueden dañar el esmalte de los dientes.

Cómo aliviar la sensibilidad dental

Para un correcto tratamiento de la sensibilidad dental, se deben establecer medidas preventivas junto con un tratamiento adecuado (tratamiento en clínica y/o domiciliario).

R

Cepillado suave con un cepillo de cerdas blandas o medio. Uso de seda dental para prevenir problemas de encías y evitar su retracción.

R

Uso de agentes desensibilizantes (pastas dentífricas, colutorios, barnices, etc)

R

Utiliza productos dentales con flúor (pasta o enjuagues bucales) para reforzar el esmalte.

R

Si rechinamos los dientes es necesario el uso de una férula de descarga.

R

No utilizar agentes blanqueadores de forma continua.

R
Acude a tu odontólogo.

Recomendaciones para evitar la sensibilidad dental

r

Evitar el consumo de bebidas y alimentos ácidos. En caso de consumir-los, disminuir su frecuencia y usar pajita para las bebidas.

r

Corrección de malos hábitos: evitar el uso de palillos, morder objetos, uñas, bruxismo, etc.

r

Técnica de cepillado adecuada y uso de un dentífrico poco abrasivo.

r

Blanqueamiento dental según las pautas de un profesional.

Necesitas más información o quieres pedir una cita?

Durante 20 años nos hemos situado como Centros Dentales de referencia no solo en las poblaciones de Vallirana y Sant Andreu de la Barca, sino también en otras poblaciones de influencia. ¡Ahora te toca a ti comprobarlo!

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Llamar

Clínicas

Pedir cita

Formulario Lateral
close slider

Pide cita con nosotros

Clinica:

Tratamiento:

¿Cuándo quieres tu visita?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest